sábado, 29 de agosto de 2009

Baños de Luna Llena


Los baños de luna llena son muy apropiados para potenciar nuestra conexión con la energia yin. Los rayos de la luna llena tranquilizan, suavizan, equilibran. También nos ayudan a descargar nuestro cuerpo emocional y a sanar sus heridas. Es ideal, si tenemos la oportunidad, tomar sus rayos en cada luna llena, así como también tomamos los rayos del sol.

Aclaro que conectar con la Luna no tiene nada de tenebroso, ni de brujería, ni de magia negra. Eso es tan sólo una mentira creada por el clero desde la época de la inquisición, para restar poder a la mujer, y a la Luna, y así mantener el control absoluto. Aquí todo se reduce básicamente a la intención personal. Lo ideal es acudir a esta cita con una actitud amorosa, receptiva, y de reconciliación...

También sería bueno ir aprendiendo a diferenciar la voz de nuestro ego, y la de nuestro Ser Interior, sin culpas, ni bloqueos. La voz de nuestro Ser Interior suele ser mucho más sutil, en ocasiones no verbal; más bien sensaciones, comprensiones profundas, certezas... Y siempre libre de culpas, complejos y orgullos. Es una voz que nos ayuda, que nos anima a evolucionar, a sanarnos y a amarnos, y por supuesto, que no condena.

AVISO: Conviene no pasarse con los baños de luna llena, así como no conviene pasarnos con los rayos del sol. En el equilibrio está la virtud, tenemos que recurrir a nuestro intuición y a nuestro discernimiento interior, para conocer e integrar el punto exacto que nos equilibra, y que personalmente necesitamos. (Añadido el 30-04-2011)