lunes, 24 de marzo de 2014

El extraño e increíble caso de las “vírgenes juradas”

Se denomina virgen juramentada o virgen jurada (en inglés sworn virgin, en albanés virgjineshtë) en los Balcanes, a un mujer que, habiendo renunciado a relaciones sexuales y al matrimonio, toma el papel de hombre en la familia. La mujer debe jurar ante los ancianos de la comunidad o del pueblo y a partir de ese momento es tratada como un hombre: debe llevar ropa masculina y armas, y puede tomar la posición de jefe de la familia. Las principales razones para este comportamiento son evitar un matrimonio no deseado o la falta de un hombre en la familia.

Las vírgenes juramentadas son la única forma institucionalizada de cambio de género en Europa. Comportamientos similares han sido observados en algunos pueblos de América del Norte y Asia. En la actualidad viven todavía algunas docenas de vírgenes juramentadas en Albania, que proceden todas del norte, el área más tradicionalista del país. En los últimos años, su especial forma de vida ha atraído la atención de los estudiosos y los medios de comunicación.

Causas

En las sociedades tribales del sudeste de Europa, las mujeres sólo podían evitar un matrimonio acordado por la familia si pasaban simbólicamente a ser hombres. Viviendo desde ese momento como hombre, la mujer evitaba así a su familia la deshonra que sufrirían si se hubiese roto la promesa de matrimonio.

La segunda razón para vivir como virgen juramentada era la falta de un jefe de familia masculino, que hubiese dejado desprotegidas a las mujeres de la familia y a la familia misma sin sitio en el consejo de la comunidad. Si no había hijos que pudiesen tomar el relevo, una hija soltera tomaba la posición, viviendo desde ese momento como hombre y como jefe de familia. La falta de miembros de la familia masculinos en el sudeste europeo tiene a menudo su origen en la venganza institucionalizada, que se encontraba muy extendida y en la que a menudo se asesinaba a todos los hombres de la familia. Con una mujer como jefe del clan familiar, el problema podía ser solucionado por lo menos por una generación. Pero la existencia de la familia sólo estaba asegurada si todavía vivían niños menores que pudiesen tomar posteriormente la posición de su tía.

Base legal

La mujer se presentaba ante un gremio al que pertenecían los doce hombres más importantes del pueblo y juraba castidad. Posteriormente podía llevar armas y tomar la jefatura de la familia. Con este papel era reconocida y respetada como miembro de pleno derecho en una sociedad dominada por los hombres. Aunque la toma del papel masculino debía realizarse de forma voluntaria, en realidad, a menudo la presión de los miembros del clan tenía una gran importancia.

La ley de las montañas albanesas libera y tiene como excepción: [...] 8. Las vírgenes (llamadas virgjinat, son muchachas que llevan ropas de hombre): no son tratadas por las otras mujeres de forma especial, pero son libres de permanecer entre hombres, pero sin voz (pero con sitio) en el consejo. (Kanun)

En el norte de Albania, los derechos de una virgen juramentada están fijados en el derecho consuetudinario, el Kanun. Se les permite permanecer entre los hombres y tienen un sitio en el consejo, pero no tienen derecho a voto. Además tenían derecho a heredar.4 La adquisición de derechos y obligaciones masculinas también significó que las vírgenes juradas tuvieron que continuar con las disputas mortales de sus familiares.

Comportamiento

Las vírgenes juramentadas toman el papel masculino: se visten como los hombres, llevan armas, van a la caza y tienen acceso a diferentes privilegios reservados para los hombres, como por ejemplo, el consumo de alcohol o tabaco.

La pregunta «A je burrnesh?», escuchada como un saludo en el norte de Albania, significa «¿Eres tan fuerte como un hombre?»




Fuente: Wikipedia

martes, 18 de marzo de 2014

Violencia escolar y “bullying”

La violencia escolar no se resuelve en la escuela, porque no es un problema de la escuela. Es un problema que se gestó en cada familia. En verdad, es la expresión fehaciente del desamparo histórico que ha sufrido cada niño. La escuela es apenas el ámbito en el que el niño manifiesta la desesperación, la soledad y la rabia contenida a causa del maltrato y abandono. ¿Qué hacer? En principio tengamos en cuenta que no sirve hacer alianzas en contra de los niños ni suponer que merecen ser castigados. Eso no sirve para nada. Los padres somos responsables –porque la violencia de los niños es consecuencia de la violencia (a veces invisible) a la que han sido sometida esos niños- por lo tanto, tendremos que buscar mecanismos para lograr mayor comprensión, acercamiento afectivo, palabras, escucha y propuestas solidarias.

¿Y qué hacer frente al “bullying”? Cuando el “bullying” ya ha traspasado las fronteras de la escuela y todos hablan de ello, es porque las personas grandes hemos desoído absolutamente todas las señales que los niños han dado durante mucho tiempo, tanto acosadores como acosados. Recién cuando las cámaras de televisión lo toman como una noticia, todos nos rasgamos las vestiduras hablando de este nuevo “flagelo” social. Sin embargo las cosas no funcionan así. El acoso, las amenazas, la humillación de los niños más fuertes sobre los más débiles, las “bandas” de niños que se agrupan para atemorizar y las palizas que ya han circulado en el ambiente estudiantil, están presentes y -todos lo sabemos- desde hace tiempo. En ese entonces, hemos preferido suponer que no era grave. No hemos sido capaces de acercarnos a los niños agresivos, que son quienes más desesperados están. Tampoco hemos respondido a los requerimientos de seguridad de los niños más pasivos. Hasta que la tensión explota. No es en medio de una explosión que podremos tomar buenas decisiones, sino antes de que eso ocurra. Es imprescindible que miremos los escenarios con lucidez y valentía para amar a todos esos niños en medio de un desierto emocional que hiela la sangre.

¿Entonces cómo prevenir la violencia escolar? Esa es la única pregunta que vale la pena: Revisando nuestras discapacidades a la hora de amar a los niños. Observando con honestidad nuestra propia historia, nuestra infancia y nuestro desamparo, para comprender por qué hoy nos resulta tan difícil responder a las demandas de los niños. Sólo cuando aceptemos que los niños tienen razón en pedir lo que piden pero somos los adultos quienes no estamos a la altura, comprenderemos que es injusto exigirles que se callen o que se queden quietos o que no sean fastidiosos o que se porten bien. Mientras tanto, nos dedicaremos a resarcir nuestras historias amando más y más. Porque no hay mayor prevención contra la violencia que un niño amado, sostenido, avalado, comprendido, escuchado, valorado y acompañado.

Laura Gutman.

Libro: “Jesús no dijo eso”

“Jesús no dijo eso” de Bart D. Ehrman.

Bart Ehrman, uno de los principales especialistas a nivel mundial en crítica textual del Nuevo Testamento, nos introduce en este libro (que se convirtió en un best-seller en EE.UU.) al mundo de los manuscritos bíblicos. Comenzando desde la importancia de los textos escritos para los primeros cristianos y cómo los errores (involuntarios o intencionales) fueron incluidos en los manuscritos antiguos de los libros de la Biblia, el autor nos muestra algunos de los conflictos doctrinales en el Cristianismo primitivo y su impacto en el texto, y el proceso mediante el cual los investigadores del texto del Nuevo Testamento realizan su labor decidiendo lo que éste decía originalmente. Es importante señalar que éstas no son sólo las opiniones personales del autor, sino que es algo en lo que están de acuerdo todos los que se dedican a investigar este tema, que es algo que se ha sabido durante siglos y que se enseña en cualquier universidad o centro educativo que no tenga un sesgo teológico particular. El argumento del libro se puede resumir como sigue:

- No tenemos los originales de ninguno de los libros del Nuevo Testamento.

- Las copias que tenemos fueron hechas mucho más tarde, en la mayoría de los casos muchos siglos después de los originales.

- Contamos con miles de estas copias en griego, el idioma en que todos los libros del Nuevo Testamento fueron escritos originalmente.

- Todas esas copias contienen errores accidentales por parte de los escribas que las hicieron, o alteraciones intencionales por escribas que querían cambiar el texto para hacerlo decir lo que ellos querían (o que pensaban que era su significado).

- No sabemos exactamente cuántos errores hay entre las copias que han sobrevivido, pero se cuentan por cientos de miles.

- La gran mayoría de estos errores son muy significativos, y nos muestran que los escribas en la Antigüedad no tenían muy buena ortografía.

- Sin embargo, algunos de los errores importan y mucho. Algunos de ellos afectan la interpretación de un versículo, de un capítulo o de un libro entero. Otros revelan los tipos de problemas que afectaban a los escribas, quienes a veces alteraban el texto a la luz de los debates y controversias que ocurrían en su mundo.

- La tarea de la crítica textual es tanto descifrar qué fue lo que el autor de un texto escribió realmente, como comprender porqué los escribas modificaron el texto (para ayudar a entender el contexto en el que los escribas trabajaban).

- A pesar de que los investigadores han estado trabajando diligentemente en estas tareas por trescientos años, siguen existiendo diferencias de opinión. Hay algunos pasajes en los que estudiosos serios y muy inteligentes están en desacuerdo sobre qué decía el texto original, y hay algunos lugares donde probablemente nunca sabremos lo que decía el texto original.

Se trata de un excelente libro de divulgación, muy bien escrito y de grata lectura.

                                 DESCARGAR

Melodías del corazón de mamá



                                      DESCARGAR